Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra "Política de cookies."
 
fapmi.es
Unidos para la prevención del maltrato y la explotación de niños, niñas y adolescentes
 
Información Institucional:
Gabinete de Prensa [Histórico]
Materiales para los Medios de Comunicación
MED_DOC_03
Fapmi, 01/09/2010

 

LA VICTIMIZACIÓN SECUNDARIA EN EL PROCEDIMIENTO JUDICIAL DE LOS NIÑOS Y NIÑAS QUE SUFREN ABUSOS SEXUALES

 

Durante los últimos días, está siendo noticia el proceso que se está desarrollando en la Audiencia de Barcelona contra un profesor de kárate acusado de abusar sexualmente de cuatro de sus alumnas cuyas edades van de los 9 a los 11 años.

En este proceso el juez ha determinado, sin permitir ninguna otra alternativa (por ejemplo la declaración registrada en vídeo en la fase de instrucción o la protección visual, tal como se hace con los adultos), que las niñas vuelvan a relatar lo acontecido delante del agresor. Todo ello pese a los informes desfavorables de los psicólogos a una nueva declaración de las menores en la sede judicial.

La prensa ha informado que, en el momento de las declaraciones algunas policías y una funcionaria se interpusieron en varios momentos entre las niñas y el acusado, aunque esto no evitó su sufrimiento, hasta el extremo de que una de estas niñas no acudió, víctima de una crisis nerviosa. Aún así,  la fiscalía pide que se vuelva a citar a la niña para que realice la declaración pendiente.

Ante este tipo de hechos la mayor parte de la gente nos preguntamos ¿cuál es el motivo que lleva a añadir un nuevo sufrimiento al maltrato inicial que, como en este caso, se está juzgando?

El juez del caso considera “que la confrontación visual entre los testigos y procesado, que siempre a negado los hechos (¡siempre lo hacen!) es absolutamente indispensable para una adecuada formación de la convicción” que le permita dictar una sentencia justa. Es la forma en la que considera que se garantizan los derechos del adulto procesado.

Pues bien, no estamos de acuerdo, y no lo estamos porque es la propia Convención sobre los Derechos de la Infancia, promulgada por las Naciones Unidas en 1989 y ratificada por el Estado español en 1990 la que establece en su artículo 3, apartado 1 “que en todas las acciones que conciernen al niño, tanto si son llevados a cabo por instituciones de bienestar social públicas o privadas, tribunales de justicia, autoridades administrativas o cuerpos legislativos, la consideración principal debe ser el interés primordial del niño”. Y para que no quede ninguna duda, en el mismo artículo 3, en el segundo párrafo dice que son “los estados miembros los que se comprometen a asegurar a los niños toda la protección y atención necesaria para su bienestar (….) y, con este fin, deberán tomar todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas”. El interés primordial del niño, por tanto, debe prevalecer ante cualquier otro derecho legítimo que concurra en la situación juzgada.

Desde hace ya mucho tiempo en Cantabria, CAVAS lleva intentando sensibilizar a las instituciones responsables del tema del abuso sexual infantil para que se tengan en cuenta las características evolutivas de los niños a la hora, tanto de prevenir como de intervenir en casos de malos tratos infantiles, especialmente en su paso por el sistema judicial.

En los últimos tiempos se ha escrito mucho y se han hecho propuestas interesantes para adaptar el sistema judicial evitando la victimización secundaria  a la que se somete a estos niños víctimas de delitos. La Carta de los Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia del 2001 señala claramente que “la comparecencia de un menor ante los órganos judiciales se llevará a cabo de forma adecuada a su situación y desarrollo evolutivo (…) y con esta finalidad se podrán utilizar elementos técnicos como circuitos de televisión, videoconferencias o semejantes, procurando así evitar la reiteración de las comparecencias ante la Administración de Justicia.

Sabemos que el ambiente del juzgado aumenta el nivel de estrés de los niños disminuyendo su capacidad para aportar un testimonio exacto. La ansiedad asociada al miedo a lo desconocido entorpece el funcionamiento de la memoria. Existen estudios que han determinado que el principal temor del menor es tener que testificar ante el acusado. El segundo temor es tener que testificar en diferentes ocasiones y sin embargo, según un estudio de la organización internacional “Save the Children”, los menores tienen que relatar lo sucedido en una media de cinco a siete  ocasiones.

Creemos que es necesario empezar a trabajar ya para aplicar estos grandes principios legales que enmarcan nuestro sistema judicial traduciéndolos en actuaciones cotidianas que demuestren sensibilidad hacia los niños y niñas que deben pasar por esta dura situación. La creación de una sala con espejo unidireccional o la utilización de la grabación en vídeo de la exploración judicial del niño y que ésta sea aceptada en el juicio que en algunas ocasiones además tarda varios años en salir son algunas de las propuestas que los profesionales que nos dedicamos a este tema llevamos tiempo reclamando.  La retirada de la toga por parte del juez en éstos juicios, la explicación al niño o niña del procedimiento, la utilización de un lenguaje coloquial o el uso de recursos como los biombos o salas contiguas…son también propuestas que permitirían que todo lo relacionado con los niños como víctimas no quede relegado a la sensibilidad del magistrado.

Con estas actuaciones, volvemos a constatar la vulnerabilidad de algunos testigos en el procedimiento judicial, especialmente si son victimas, por eso lo son, por haber vivido una experiencia de extrema vulnerabilidad. Aún mas los menores, no solo por su minoría de edad sino por la propia historia que han vivido y por la grandeza de la situación a la que han de enfrentarse: un mundo de adultos construido  para adultos.

A veces da la impresión que juzgar es simplemente mirar y oír, sin más, eso sí ajustado a un procedimiento legal (¿pero justo?). No entendemos como se puede juzgar un abuso sexual infantil sin ver o sin escuchar lo que ocurre dentro de ese abuso, esa especial relación establecida entre el abusador y la menor es fundamental para entender el plano de inferioridad en el que quedan esas niñas. Se resumen en una sola palabra MIEDO, miedo a muchas cosas, pero sobre todo a los agresores, que utilizan, que manipulan y que amenazan ( ¡a saber cuantas amenazas se han cumplido ya para esas niñas…!) donde –como dijo en su editorial del Diario Montañés- con una mirada basta para recordar lo que no debes contar.

Contarlo y sobreponerse a ello es un acto de valentía que ni siquiera muchos adultos enfrentan. Es un esfuerzo que reporta unos beneficios sociales de incalculable valor.



0
 
4988
Versión Descargable No Disponible
Imprimir Documento
Enviar a un Amigo
 
Comparte
Directorio
CONTACTA CON NOSOTROS
Maltrato a niños, niñas y adolescentes
Definición y tipologías
¿Quiénes somos?
La Fapmi.
Comunicación Externa
Documentos institucionales
¿Dónde participamos?
Representación institucional.
¿Quiénes forman la Federación?
Entidades miembro.
¿Qué hacemos?
Memorias de Actividades
¿Qué proyectos estamos desarrollando?
Proyectos en ejecución
¿Qué servicios prestamos a nuestras entidades?
Servicio de Apoyo a las Asociaciones
¿Qué servicios prestamos a los Ciudadanos?
Servicio de Información y Orientación a la Ciudadanía
Actuaciones de sensibilización
Campañas Estatales de Prevención del Maltrato Infantil
Actuaciones de sensibilización
Exposición Artistas Sin Querer
Campaña para la Prevención de la Violencia Sexual contra la Infancia
Uno de Cada Cinco
¿Quién nos ayuda?
Colaboradores, vías de financiación y patrocinadores
Financiación
Transparencia en la gestión económica
¿Cómo hacerse miembro de FAPMI?
Nuevas asociaciones.
Compromiso con la Calidad
Sistema de Gestión de la Mejora Continua, la Información y el Conocimiento
Gabinete de Prensa [2010]
CARTA ABIERTA AL FESTIVAL DE SITGES 2010
Gabinete de Prensa [Histórico]
Materiales para los Medios de Comunicación
 
MED_DOC_01
 
MED_DOC_02
 
MED_DOC_03
 
MED_DOC_04
 
MED_DOC_05
 
MED_DOC_06
 
MED_DOC_07
 
MED_DOC_08
 
MED_GRA_01(a)
 
MED_GRA_01(b)
 
MED_GRA_02
 
MED_GRA_03
 
MED_GRA_04(a)
 
MED_GRA_04(b)
 
MED_GEN_01
 
MED_GEN_02
 
MED_GEN_03
 
MED_Doc_10
Gabinete de Prensa [2010]
CARTA ABIERTA A FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
¿Quién trabaja por la infancia?
Entidades y organismos estatales
Efemérides
Fechas para recordar
Voluntariado
NOS HACES FALTA
FAPMI INTERNATIONAL NETWORK
Information for international partners and collaborators
Programa
JUSTICIA e INFANCIA
En acción contra la
PORNOGRAFÍA INFANTIL
En acción contra el
MALTRATO INFANTIL
Publicaciones
Publicaciones de la Federación
Publicaciones
Publicaciones de las Asociaciones
En acción contra la
EXPLOTACIÓN SEXUAL INFANTIL
Área Privada · Aviso Legal · Politica de Privacidad · Politica de Cookies
Website FAPMI.ES - © MultiMedia Team